Archivo de la etiqueta: Otoño de la Edad Media

La gran exposición

2016 va a ser un año especial en las exposiciones del Museo del Prado. Se comenzó con Ingres, que está a punto de terminar, sigue con la exposición que hasta ahora ha reunido más originales de Georges de La Tour, y para celebrar el quinto centenario de Jeroen Anthonissoen van Aken, Hieronymus Bosch, El Bosco, el museo que tiene más originales suyos, “contará con los principales trípticos creados por El Bosco, incluyendo el préstamo excepcional del Tríptico de las Tentaciones de San Antonio del Museo de Arte Antiga de Lisboa, y otros procedentes de importantes instituciones como el Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museum of Fine Arts de Boston, The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París o el Polo Museale del Veneto de Venecia, entre otros”. Una oportunidad única que no hay que perderse.

Y espero que este documental, una vez estrenado, se quede en el Canal del Museo del Prado.

Tráiler del documental “El Bosco, el jardín de los sueños”

Patinir y la invención del paisaje

El último de los Primitivos Flamencos, desafortunada denominación para una de las escuelas de pintura más refinadas y complejas que han existido, que tratamos este curso es Joachim Patinir. El “Maestro Joaquín”, como le llama Alberto Durero en su diario de viaje, era conocido como “pintor de paisajes” y en aquel momento era como decir un pintor de segunda categoría, que se encargaba de pintar los fondos de las obras en que otros pintores pondrían las figuras, como sucede en las Tentaciones de San Antonio Abad del Museo del Prado.

Lo que era considerado en su época algo secundario, es hoy lo que más nos interesa. Patinir no es el único inventor de la pintura de paisaje, ya hemos visto como los Hermanos Limbourg pintan verdaderos paisajes casi cien años antes y también otros pintores, pero sí es uno de sus principales y primeros creadores.

Los paisajes de Patinir no son paisajes reales aunque parten de la realidad, como se puede ver en el primer vídeo, realizado para la gran exposición que se hizo en el Museo del Prado en 2007. El segundo vídeo comenta una de las obras que más me gustan del Museo del Prado: El paso de la Laguna Estigia. No hay verdes ni azules como esos en todo el museo.

Ambos vídeos son cortos y de visión opcional.

Patinir y la invención del paisaje

El paso de Laguna Estigia comentada

 

El jardín de las Delicias

El año 2014 fue el de la locura de El Greco, que murió en 1614, 2016 va a ser el año de la locura de El Bosco, pintor del que sabemos muy poco de su vida, pero sí sabemos que murió en 1516. Y mientras nos preparamos para la gran exposición que tendrá lugar en el Museo del Prado…

…aparecen proyectos muy interesantes que, por suerte, creo que serán permanentes, como esta web interactiva holandesa en que podemos ver las pinturas del tríptico de El jardín de las Delicias a altísima resolución.

The Garden of Earthly Delights by Jheronimus Bosch

La narración de la web está en holandés y en inglés. Internaros en las tres tablas e id ampliando, eso es algo que es  imposible hacer en el Museo del Prado. Además esta obra es una de las tres que siempre tiene público delante. De todos modos, tengamos en cuenta que como estar delante de la obra original no hay nada comparable.

Y también el curso pasado se publicó una entrada, con el documental de visión obligada, sobre la vida y la obra de El Bosco.

El Bosco

 

La Virgen del Canciller Rolin

Documental de la serie Palettes, publicado el curso pasado, que analiza  el cuadro La Virgen del Canciller Rolin de Jan van Eyck pintado en 1435. Los documentales de esta serie son de lo mejor que se ha hecho en televisión sobre obras de la pintura.

El cuadro tiene un simbolismo muy complejo y el documental es fundamental para comprender la técnica de pintura al óleo y el trabajo de Jan van Eyck y otros Primitivos Flamencos.

Milagro en la Loggia

 

El matrimonio Arnolfini

En la representacion de imágenes artísticas las cosas nunca son lo que parecen, o al menos fue así hasta bien entrado el siglo XVIII (la Ilustración quitó mucho misterio a las cosas). De hecho, hasta hoy, las imágenes nos dicen muchas más cosas de lo que vemos. La imagen artística, durante siglos, siempre tuvo unas lecturas simbólicas que pueden ser muy complejas.

Este corto vídeo de poco más de diez minutos hace un análisis y comentario muy correcto de uno de los cuadros más enigmáticos de Jan van Eyck, El matrimonio Arnolfini o como ahora aparece en la National Gallery de Londres, el Retrato de los Arnolfini.

La fase final de la pintura gótica la dedicamos a la Escuela Flamenca del siglo XV o Primitivos Flamencos, así que esta pintura es fundamental.

El documental es de visión obligada, pero si no fallan las cosas, lo veremos en clase.

El matrimonio Arnolfini de Jan van Eyck

Pintura al óleo en la Escuela Flamenca del siglo XV

Siguiendo con los vídeos de Summa Pictorica, el dedicado a la pintura del siglo XV europeo (sin Italia), encontramos la técnica de pintura al óleo sobre tabla de los llamados Primitivos Flamencos. Esta vez el modelo es una parte de El Descendimiento (c.1443) de Rogier van der Weyden que está en  Museo del Prado.

La parte de visión obligada va del minuto 50:00 al minuto 1:08.

Summa Pictorica – El siglo XV europeo

Matthias Grünewald. El Retablo de los Ardientes

Esta obra se encuentra en un museo de provincias de Francia. El Museo Unterlinden (el Museo bajo los tilos) de Colmar, una ciudad de Alsacia no muy grande. El museo tiene muchas obras interesantes, pero todas quedan eclipsadas por el Retablo de Issenheim que ocupa la nave central de lo que fue una iglesia gótica.

Os comentaba que el Altar de Gante, de Hubert y Jan van Eyck es como una visión del Paraíso, sin embargo algunas de las tablas del Retablo de Issenheim son una visión de pesadilla y una premonición del infierno. En esta obra está la Crucifixión más terrorífica y cruel que se haya pintado nunca. Impresiona verla en reproducciónes, pero os aseguro que en vivo lo es mucho más.

La obra, con un sistema de aperturas muy complejo, que se abría en diferentes festividades, hoy está despiezada para que se puedan ver todos los paneles. La iconografía es compleja, y de nuevo tenemos algún gazapo del doblaje: no se trata de “San Jeremías” sino de San Jerónimo.

De Matthias Grünewald se sabe muy poco. De hecho hay una hipótesis que Mathias Nithart sería otro pintor, que también trabajó en el retablo. Las esculturas son probablemente obra de Nikolaus Hagenauer.

Cuando se acaba de pintar el Retablo de Issenheim en 1516 falta un año para que comience la Reforma, primero en los territorios alemanes, y luego se extienda a otros lugares de Europa. Como he comentado esta mañana, el arte y el Renacimiento que se estaba difundiendo desde Italia, en muchos de esos territorios quedó paralizado por completo. La iconoclastia de los reformadores provocó la pérdida de muchas obras. No es fácil trazar la línea que separa el mundo tardomedieval del Renacimiento. Lo hemos visto en el caso de El Bosco. El Retablo de Issenheim es un caso parecido. Matthias Grünewald es contemporáneo de Alberto Durero y de Leonardo da Vinci, pero trabajó y realizó su obra teniendo la cosmovisión de finales de la Edad Media: a los ojos de Dios y de sus mensajeros el hombre es insignificante. La persona del artista desaparece detrás de su obra.

El Retablo de los Ardientes

La Adoración del Cordero Místico

Esta es una obra fascinante, una de la cumbres de la historia de la pintura. Yo tuve la suerte de verla un 11 de septiembre del año 2006, un tiempo entre los exámenes de septiembre y unas clases que aún no comenzaban tan pronto como ahora. Fue un viaje rápido, de pocos días, muy raro, en el que no estaba dispuesta a volverme de Bélgica sin haber visto el Altar de Gante.

El Poliptico del Cordero Místico lleva pintado más de medio milenio. El soporte es tabla de madera y la técnica pintura al óleo. No es un edificio de piedra y sin embargo ha sobrevivido a casi todo: a los cambios de moda que lo podían haber retirado, a los ataques iconoclastas de los calvinistas en el siglo XVI que destruyeron tantas obras de los primitivos flamencos, a las guerras napoleónicas y su expolio, a ser separadas sus tablas y vendidas a diferentes coleccionistas, a la pacatería del siglo XIX que “vistió” a Adan y Eva, a ser moneda de cambio en el Tratado de Versalles, a la Segunda Guerra Mundial tras ser robado por los nazis. Solo una tabla, la de los Jueces Justos, fue robada en 1934 y nunca ha sido recuperada.

En la hoy Catedral de San Bavón de Gante, no está ubicado ya en la capilla para la que se pintó. En ese lugar hay una copia de la que yo hice unas fotos borrosas y que podéis ver en las diapositivas. Una copia que se usa para explicar el contenido del políptico. Está en un lugar aparte, en otra dependencia de la iglesia, un lugar para él solo, en el centro de la sala, cubierto por una urna de cristal blindado y con una iluminación adecuada para que no se deteriore. Ahora ya no hay que esperar a que en ciertas fiestas esté abierto,  porque lo puedes rodear y verlo por ambas caras. Hay que verlo en silencio y dejar las palabras para la copia o para otros momentos. Frits van der Meer, historiador del arte holandés decia de ella:

El contenido iconográfico de las tablas, por mucho que fascine, solo despierta pensamientos laterales. La gran obra de arte no nos pide nada; edificará y siempre elevará a la mayoría de los espectadores, a todos les gusta, su presencia genera una felicidad radiante y eso es suficiente.

En el enlace que está a continuación podéis ver el Altar de Gante como no es posible verlo cuando estéis delante de él. Las fotos en altísima resolución nos permiten ver los más minimos detalles, aquellos que Hubert y sobre todo Jan van Eyck pintó sabiendo que no podrían ser apreciados por el ojo. Es una obra al mismo tiempo fin de una época, pues en ella está todo a lo que pudo llegar la pintura gótica, ese Otoño de la Edad Media del que habla Johann Huizinga. Jan van Eyck sigue siendo un hombre de la Edad Media, en que el hombre aún no es centro del cosmos, pero al mismo tiempo la obra es tan única y su síntesis de la pintura gótica tan magistral, que ejerció una influencia enorme, y obligó tanto al propio Jan van Eyck como a otros pintores a abrir otros caminos. En ese sentido como dijo otro historiador, el americano Millard Meiss, no es un otoño sino una primavera.

El Altar de Gante

Esperemos que nos deje verla un poco Lliurex y el anticuado navegador. Y me gustaría que hubiera comentarios y preguntas aquí…, que pueden y deben ser después del examen del jueves.

El Bosco

 

Documental, de la serie Genios de la Pintura, sobre Jeroen Anthoniszoon van Aeken, llamado El Bosco. O en plan fino pero sin complicarnos con el holandés que es una lengua bastante endiablada para nosotros, Hieronymus Bosch.

Se sabe muy poco de su vida, pero la imaginación que denotan sus obras ha asombrado durante siglos. Por la época en que vivió pertenece más al Renacimiento que a la Edad Media y sin embargo, nos hace revivir en sus obras pesadillas medievales.

No son obras de un loco ni de un alucinado, para pintar así hay que estar muy cuerdo y lúcido. Buena parte de los códigos de comprensión de esas obras se nos ha perdido, pero indudablemente hay mucho que sólo es obra de su imaginación y su genio. Y agradezcamos a un personaje tan maltratado por la historiografía ignorante, pero tan complejo y con tan gran sentido artístico independiente como Felipe II, que tengamos a no muchos kilómetros de todas partes, el poder contemplar algunas de sus mejores obras.

Hieronymus Bosch, El Bosco

Siento que no saliera por la mañana, me colé de hora al programar.

Este documental hay verlo obligado.

Sassetta – Retablo despiezado

 

Volvemos con los documentales de la serie Palettes, titulados en España El pintor y su obra. Este documental trata de las tablas que se han conservado de un retablo, el Políptico de Borgo San Sepolcro realizado por Stefano di Giovanni di Consolo, llamado Sassetta. El documental, aparte del análisis de la obra, el estudio iconografico y una investigación detectivesca para reconstruir el retablo que está disperso en varios museos, enseña como era la técnica de pintura de retablos con lámina de oro y pintura al temple. Sasseta ya conoció la obra de Masaccio, ambos pintores son contemporáneos, pero el estilo de Sassetta está más cerca de la pintura del gótico final que de la del renacimiento.

Hay que mirar con ciudado el vídeo porque tiene algunos errores graves que vienen del doblaje: dice que las iglesias eran de forma de “cruz griega” y se puede ver claramente que es de cruz latina. También confunde a San Juan Bautista con San Juan Evangelista, y es que las cadenas de televisión no buscan asesores históricos .

Hay que aprovechar para poder ver estos documentales, porque como ha pasado con los del románico pueden desaparecer, porque Youtube cierre el canal. Y en clase no tenemos tiempo de verlos todos.

Este documental es opcional verlo, Sassetta no lo tenemos específicamente en el temario, aunque la parte de la técnica pictórica es fundamental. Hay otros que irán apareciendo en los próximos días que es prácticamente obligada su visión para comprender las obras

Retablo despiezado